Guatemala (ES)

Automoción

El aire comprimido se introdujo en la fabricación de automóviles para aumentar la seguridad de los trabajadores y la eficiencia general de la planta. Hoy en día es un servicio esencial en el proceso de fabricación. En la mayoría de las plantas, el aire comprimido se usa en todos los pasos del proceso de fabricación de automóviles, desde la pintura y el estampado a la soldadura y el montaje.

La importancia de una solución de aire comprimido en su planta de fabricación de automóviles

La introducción de la tecnología de aire comprimido en la industria de fabricación de automóviles ha impulsado no solo un aumento en la seguridad de los trabajadores, sino también una mejora general en la eficiencia de la planta. De hecho, el aire comprimido se utiliza en casi todos los pasos del proceso de producción, incluida la pintura, la limpieza, el montaje del motor y, en el caso de los vehículos eléctricos (VE), también en la producción sostenible de baterías.

La importancia de una solución de aire comprimido en su planta de fabricación de automóviles

La calidad y la fiabilidad del aire comprimido son esenciales para los fabricantes de automóviles, que son conocidos por su objetivo de lograr productos con cero defectos. En un entorno de trabajo controlado por métodos como Six Sigma, Lean y Kaizen, el aire comprimido debe estar disponible en todo momento y ser siempre fiable y de alta calidad.

Sin embargo, maximizar el valor de los sistemas de aire comprimido puede resultar una tarea compleja y abrumadora. Como su socio en soluciones de aire comprimido, Ingersoll Rand puede quitarle esa carga de encima y colaborar con su empresa para diseñar, suministrar e instalar sistemas de aire que se adapten a la perfección a sus necesidades.


Consumo de aire

Evalúe la cantidad de aire comprimido que necesita su planta de automoción para sus procesos a gran escala y altamente automatizados. Un experto en el campo del aire comprimido puede ayudarle a cuantificar la capacidad que requieren sus actividades.


Aire seco

La humedad es el enemigo de la totalidad de las herramientas y los equipos neumáticos. Si el aire comprimido está adecuadamente seco, ayuda a mantener el rendimiento y a prolongar la vida útil de los equipos neumáticos empleados en la línea de montaje.


Calidad del aire

Generalmente, los requisitos en relación con la calidad del aire comprimido en las plantas de automoción son estrictos. El proceso de pintura necesita un aire de una calidad extremadamente alta en el que no entren agua, aceite ni polvo. Y ese trabajo solo puede realizarlo un compresor de aire exento de aceite.

Si la calidad del aire no es del nivel adecuado, pueden transmitirse contaminantes a través de la pistola de pintura y llegar a las piezas de los coches. Al calentarse, estos contaminantes causan problemas en el acabado final, los conocidos como “ojos de pez”. Estos defectos activan alertas y obligan a repetir trabajos al final de la línea, lo que tiene un coste en tiempo y dinero para los fabricantes. Por ese motivo, su aire comprimido debe cumplir con la clasificación ISO adecuada.


Presión

Los niveles de presión que se necesitan dependen de diversas variables, entre otras si el aire se va a usar de forma continua o intermitente, así como los valores nominales de las herramientas neumáticas. La presión del aire debe corresponderse con las especificaciones de los equipos para mantener todo funcionando con el máximo rendimiento.


Tipo de compresor

En las líneas de montaje suelen usarse compresores de aire de tornillo rotativo lubricados debido a su flexibilidad y a su eficiencia energética. También se emplean compresores centrífugos por su capacidad para generar un aire de alta calidad y por tener la reputación de ser fiables y disfrutar de una vida útil prolongada.


El aire comprimido desempeña un papel vital en sus instalaciones de automoción; sin embargo, maximizar el valor de los sistemas de aire comprimido puede resultar una tarea compleja y abrumadora. Como su socio en soluciones de aire comprimido, Ingersoll Rand puede quitarle esa carga de encima y colaborar con su empresa para diseñar, suministrar e instalar sistemas de aire que se adapten a la perfección a sus necesidades.

 

Trabajamos con usted para identificar las necesidades de aire comprimido para sus aplicaciones. A continuación, diseñaremos un sistema de aire comprimido que suministre el nivel adecuado de calidad, cantidad y potencia que requieran sus procesos. También podemos supervisar la instalación y recomendar programas de servicios y mantenimiento que optimicen el coste total de propiedad.

 

Gracias a las múltiples opciones de configuración disponibles, como controles de velocidad variable (VSD) o de velocidad fija, airends de una o dos etapas o paquetes de sistema de aire total (TAS), nuestro equipo colaborará con usted para diseñar una solución total e integrada que maximice la eficiencia y el caudal de aire.

 

También podemos brindar una serie de opciones de servicio y de programas de mantenimiento preventivo, que optimizan el coste total de propiedad y amplían el ciclo de vida útil de sus equipos de aire comprimido.

 

Fiabilidad de por vida

  • Genere aire en cualquier entorno. Ofrecemos soluciones que funcionan tanto en interiores como en exteriores en espacios reducidos y con temperaturas extremas.
  • Disfrute de una mayor supervisión gracias a sistemas de control a los que puede acceder de forma remota. Regule su uso del aire mediante sistemas de control del compresor que supervisan parámetros de funcionamiento críticos y adaptan el sistema para evitar el tiempo de parada.
  • Diseñados para que su mantenimiento sea sencillo, nuestros compresores minimizan el coste total de propiedad.
  • Tiene a su disposición un amplio catálogo de piezas consumibles y piezas de repuesto originales del fabricante (OEM), para que el servicio y el mantenimiento resulten muy sencillos y rentables. Las piezas originales del fabricante garantizan una adaptación y un funcionamiento perfectos con los estándares de calidad más elevados.
es-GT