Construcción

Las herramientas para construcción de Ingersoll Rand gozan de una larga historia en el sector de la construcción, que data de la fundación de la empresa allá en 1871. Simon Ingersoll inventó el primer taladro de roca del mundo y revolucionó la productividad en la obra con la amplia gama de compresores, herramientas y productos relacionados que siguieron. Construyó un negocio y una industria, con la potencia y las herramientas que permitieron crear maravillas como la presa Hoover y monumentos como el monte Rushmore. Desde martillos perforadores y compresores de aire a herramientas neumáticas y eléctricas inalámbricas, el equipo de construcción de Ingersoll Rand cuenta con la resistencia y el rendimiento que necesita para hacer su trabajo con eficiencia.