Cosméticos

Los fabricantes de cosméticos de hoy en día deben hacer funcionar sus plantas a la máxima eficiencia para ser competitivos, a la vez que cumplen con las crecientes normas de calidad y seguridad. Esto requiere un equipo de procesamiento de alta velocidad y última tecnología que se ve expuesto a unas condiciones extremas, que incluyen: • Altas velocidades durante la mezcla. • Cargas de choque en las operaciones de prensado. • Exposición intermitente a altas y bajas temperaturas durante todo el proceso. Ingersoll Rand comprende la importancia del aire limpio y de cumplir las normas de seguridad del sector. Por eso sus compresores exentos de aceite son ideales para su uso en el sector de los cosméticos. Ayudan a eliminar la humedad, a procesar el aire, a impulsar los dispositivos neumáticos y a mantener los productos libres de aceites contaminantes.