Metales y fabricación

Un sistema de compresores de aire fiable es la fuente de energía central para la fabricación de metales: es lo que mantiene la producción en movimiento de manera rápida y eficiente. Los compresores de aire alimentan el equipo para el corte y la soldadura, así como para la sujeción, el lijado y la finalización de los proyectos relativos al metal. Desde el moldeado y la fundición hasta el acabado y el desbarbado, los sectores del hierro y el acero confían sin dudarlo en las resistentes amoladoras, herramientas de impacto y martillos industriales de Ingersoll Rand. Y nuestros polipastos y equipos de manipulación de resistencia industrial le ayudarán a mover bobinas, planchas, placas, perfiles, tubos y tuberías, materias primas y chatarra por todas sus instalaciones de fabricación.