Fabricación de nieve

La fabricación de nieve es un importante proceso de producción para los lugares de esquí de todo el planeta. Mediante la fabricación de nieve, las estaciones de esquí complementan la nieve natural que ha caído para mejorar la que ya hay en la montaña y ampliar la temporada de esquí hasta principios de primavera. La nieve, que requiere bajas temperaturas, se fabrica haciendo pasar agua y aire presurizado a través de un cañón de nieve y lanzando el resultado a las laderas de la montaña; el umbral de temperatura para la fabricación de nieve aumenta a medida que se reduce la humedad. Los compresores de aire resultan un componente fundamental de este proceso para ayudar a estaciones de todo el mundo a producir de forma uniforme y fiable nieve que permita esquiar toda la temporada.