{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Durante más de 145 años, Ingersoll Rand ha sido el líder mundial en compresores de aire y accesorios para sistemas de aire. Comprendemos cuáles son las necesidades y los requisitos de sus sistemas de aire y a qué retos comerciales debe hacer frente en su día a día. Unos costes de la energía en continuo aumento y unos márgenes cada vez más reducidos le obligan a garantizar la fiabilidad y la eficiencia no solo de su compresor de aire, sino de todo su sistema de aire. Se trata de revisar el sistema completo: tubos, filtros, secadores, drenajes, mangueras, válvulas y las herramientas de los puntos de utilización.

 

Contáctenos


CÓMO ELEGIR SU COMPRESOR DE AIRE

 

El tamaño de su compresor de aire vendrá determinado por la cantidad de aire comprimido que necesite. Ofrecemos compresores de aire de una y dos etapas. Los modelos de una sola etapa comprimen el aire a una presión final en una única carrera. Se suelen utilizar para presiones de entre 4,8 y 6,2 bar (70 y 90 psi) (y una presión máxima de 9,3 bar [135 psi]). Los modelos de dos etapas comprimen el aire a una presión intermedia en la primera etapa, eliminan el calor producto de la compresión gracias a un enfriador interetápico y comprimen el aire a una presión final en la segunda etapa de compresión. Estos compresores son más eficientes y suelen utilizarse para presiones superiores a 6,9 bar (100 psi) (y una presión máxima de 12 bar [175 psi]).

 

¿Está buscando un compresor que le ayude a ahorrar espacio y dinero? Debería pensar en invertir en un compresor de tornillo rotativo. Estos compresores pueden enfrentarse a tareas que necesitan un nivel de presión superior al que pueden gestionar los compresores recíprocos. Los compresores de tornillo rotativo trabajan con presiones comprendidas entre 6,9 bar (100 psi) y 13,8 bar (200 psi). Además de producir más presión, eliminan hasta el 80% de los costes de instalación generalmente asociados a un equipo de tratamiento del aire individual. Este tipo de compresores vienen equipados con un secador, un panel de control, un separador de aceite, filtros dobles (de uso general y de alta eficiencia) y un sistema de drenaje de condensados.

ACCESORIOS PARA LOS COMPRESORES DE AIRE

 

Humedad: ¿Sabía que durante un mes de verano deberá extraer, al menos, 568 litros (150 galones) de humedad no deseada de su sistema de aire a causa de las altas temperaturas? La humedad causa estragos en sus equipos y provoca tiempos de parada no planeados. El exceso de humedad en su sistema de aire puede fomentar el crecimiento de bacterias, producir corrosión en las tuberías y generar diversos problemas en el compresor. Garantizar la ausencia de humedad en los tubos resulta especialmente crucial para la pintura de los vehículos, ya que la presencia de humedad en el sistema de aire comprimido puede provocar la aparición de burbujas. Para resolver los problemas de humedad, debería invertir en un secador refrigerado. La instalación de un secador refrigerado en su sistema limpiará sus tubos y garantizará un funcionamiento eficiente de sus operaciones. Un secador refrigerado constituye la opción estándar si busca una solución con bajos requisitos de mantenimiento.

 

Filtros de aire: Seamos realistas: un taller no es el lugar más limpio del mundo. La presencia de polvo en el aire es constante y se utilizan diferentes aceites. Cuando su compresor está funcionando, recoge el polvo del taller y lo hace entrar en su sistema de aire comprimido. Un compresor con partículas de polvo y gotas de aceite y agua funciona con más dificultad, lo que aumenta su gasto en energía. Con nuestros filtros de aire coalescentes ahorrará en energía y protegerá sus compresores y sus herramientas de contaminantes perjudiciales al eliminar eficazmente las partículas sólidas, el agua, el aceite y los aerosoles del aire comprimido.

 

Lubricantes: ¿Sobrecalentamiento de los compresores de aire o las piezas y fugas de aire? Evitar estos problemas resulta tan sencillo como añadir lubricante. Controlar los niveles de funcionamiento de su compresor de aire resulta crucial a la hora de asegurarse de que este funciona con la mayor eficiencia posible. El lubricante All Season Select es una mezcla sintética que funciona a cualquier temperatura y que está diseñado para aumentar la eficiencia, reducir el desgaste y evitar la formación de carbono. Su duración es cuatro veces mayor que la de los lubricantes con base de petróleo. En condiciones normales de funcionamiento, se recomienda un intervalo de 2.000 horas de servicio entre cada cambio de lubricante.

es-NI